martes, 4 de agosto de 2015

SI NO TE GUSTA, NO LEAS

Acá traigo otra entrada de Anne Scarlet, con la que no estoy completamente de acuerdo, pero ella me pidió subirla y en este blog respetamos la libertad de expresión. Así que... ¡adelante!

“SI NO TE GUSTA, NO LEAS”


Cierto día conversé con una amiga fanficker cuya queja principal fueron los comentarios recibidos respecto a la trama de su nuevo fanfic: “¿Es que los lectores no se fijaron en la advertencia en negrita y mayúscula: Si no te gusta, no leas?”. Mi respuesta en ese momento fue: “Hay lectores de todo tipo y como mi abuela solía decir: Cada cosa tiene su lugar. Cada oveja con su pareja. Cada tema con su experto y cada tontería tiene su pendejo”.
Si algo caracteriza el mundo del fanfiction es la presencia de dos elementos esenciales: la diversidad y la libertad de expresión. El fanfic es subversivo porque se sale del contexto de la obra original para nutrirse con los excesos imaginativos de los fans, lo cual, en los importantes círculos literarios del fandom causa polémica porque sale del canon o rompe las reglas de lo que se considera popular y “aceptado”. Entonces la advertencia: “Si no te gusta, no leas”, toma fuerza y se convierte casi que en un lema de uso obligatorio para algunos autores.
¿Por qué un autor decide usar esa advertencia? Simple, para evitar que el lector tenga una apoplejía múltiple mataneuronas cuando lea el fanfic. La mayoría de los casos obedece a dos factores, sensibilidad del lector y madurez del autor:
-Sensibilidad del lector: Ocurre cuando el autor, en un ataque de bondad hacia sus lectores, quiere advertir que el contenido del fic puede herir su sensibilidad, en otras palabras va a encontrar aspectos poco agradables en el fanfic respecto al contenido.
Si la página donde comparte sus escritos lo permite, es posible que utilice etiquetas para alertar: “Incesto”, “Violencia”, “Lenguaje Obsceno”, “Muerte de un personaje” y además, añaden un enorme: “SI NO TE GUSTA, NO LEAS”, para señalizar a los lectores que si buscan una historia rosita pastel, pueden estar en el lugar equivocado. Ocurre también con las parejas que prefiere el fandom, a veces la pareja del fic suele ser la menos popular o un verdadero crack nada aceptado. También se usa cuando hay OoC o posibles OC.
Muchas veces, ocurre que los lectores se saltan las advertencias, entonces viene el daño neuronal severo cuando encuentran sorpresas que pueden no gustarles y comienzan los enfrentamientos nada amistosos en la sección de comentarios. Ojo con esto, a ningún autor le gusta que le hagan reclamos por algo que ya estaba anunciado, como dice el refrán: Soldado advertido no muere en guerra. Es una falta de respeto que si el autor anunció, por ejemplo m-preg, en un comentario le reclamen porque X personaje masculino se ha embarazado y quien realiza el comentario queda como un tonto despistado que no sabe en lo que se metió.
-Madurez del autor: El autor, que tiene dificultades para aceptar críticas constructivas o que no tiene idea de cómo responder a los lectores que están en desacuerdo, se escuda en “Si no te gusta, no leas” como mecanismo de defensa, nada racional, para justificar su falta de madurez o proteger su narcisismo, ya que le cuesta aceptar que no es una vaca sagrada y que a juicio de los lectores su fanfic tiene falencias.
Se necesita tener mucha tozudez para ponerse a discutir con un autor inmaduro porque no tiene intención de cambiar y la mayoría de las veces piensa que si otros lo leyeron y lo alabaron sin quejarse, la culpa la tiene el que está criticando porque no puede aceptar la “libertad de expresión”. Ojo, en este caso el que queda como tonto es el autor, que a falta de argumento para sustentar sus debilidades o aceptar su condición de humanidad imperfecta decide zanjar la discusión con un diplomático: “¿Para qué lo leyó si no le gustaba?”
También existen autores que no ponen advertencias de ningún tipo.
Mis queridos fanfickers, en cuestión de gustos no hay disgustos. Y así como hay un variado número de géneros literarios y público para cada uno de estos, existe diversidad en el fanfic y lectores interesados. Hay lectores exigentes que buscan calidad y no van a perder el tiempo leyendo un fanfic basura o con temática que no les gusta, pero también hay lectores mediocres que se conforman con lo que escriben los autores mediocres. Existen lectores novatos que todavía no saben lo que quieren, y lectores arriesgados que se dejan envolver por la trama aunque no sea el fandom o género literario de su preferencia. Cada uno de esos lectores tendrá sus escritores favoritos y seguirá sin falta las actualizaciones de las historias que les gusta leer.
Desde mi rol lector, recomiendo que antes de leer un fic lean bien la sinopsis, tengan en cuenta las notas del autor y las etiquetas para evitar un daño neuronal severo a causa de las discusiones con el autor cuando el fic no resulta ser lo que esperan. Pregúntense, ¿Si no me gusta X factor, vale la pena leer el fic?, si la respuesta es positiva, adelante y vayan a llorarle a su mamá si el resultado no es lo que esperaban, pero si la respuesta es negativa no pierdan el tiempo y emigren.
Algo que me agrada de internet es la posibilidad de cambiar si algo no me agrada, simplemente lo abandono y busco algo que si me agrade. En alguna parte de la página visitada encontraran un botón con una X para cerrarla, no teman dar el salto en lugar de torturarse leyendo un escrito o discutiendo con un autor, o su séquito, por algo que posiblemente no va a ser enriquecedor, pero, como para gustos, colores, no va a faltar el que sin que se lo pidan arme jaleo y drama porque es toda una dramaqueen.
“Si no te gusta, no leas” es una advertencia que acude a la lógica, si tienes más de dos dedos de frente sabrás que no debes tomarla a la ligera.

Qué tengan una feliz y placentera lectura,
Anne Scarlett.

1 comentario:

  1. Definitivamente es por inmadurez del autor y su inherente narcisismo. Se aman tanto y se consideran tan perfectas, que el hecho de que alguien llegue y las baje de su pedestal de diva diciéndoles que la historia no les gustó solo las incita para victimizarse, olvidando que existe más allá de ellas y la libertad de expresión.

    Y son precisamente esas mismas autoras que sacan chispas por los lectores que no están de acuerdo con lo que piensan y escriben, las que también lloran cuando no les comentan y piden cierta cantidad de reviews para volver a actualizar.

    Al final... estamos ante personas vacías que escriben solo para alimentar sus egos. Para nada más.

    ResponderEliminar

¡Deja tu opinión!, las respetamos casi todas y no mordemos... bueno, a veces.